8/30/2015

Una reseña de sobresaliente

En las últimas horas me han llegado dos "sorpresitas" que me han dejado con una sonrisa muy boba en la boca. La primera, una nueva reseña/crítica de Hijos del dios tuerto, publicada en La Cuaderna del Suroeste, en la que no solo recomiendan encarecidamente la lectura de la novela: también desglosan sus puntos fuertes (entre ellos el personaje de Loki, por cierto, algo que me encanta -teniendo en cuenta que precisamente pretendía en esta novela reivindicar una imagen del dios timador muy distinta de la que solemos tener de él-) y dejan entrever lo muchísimo que les ha gustado su lectura.

Esto es algo a lo que ningún autor se acostumbra nunca. Por muchas novelas que uno escriba y publique, cada vez que un crítico publica un artículo en el que expresa lo que ha sentido al leer alguna de ellas la sensación es indescriptible. Gusanos en el estómago, sonrisa estúpida, adrenalina enloquecida, escalofríos de enamoramiento repentino... cualquier cosa que os diga quedará sosa y pobre al lado de la verdadera sensación.

Si queréis ver la reseña completa podéis leerla aquí o en la sección de críticas de esta misma web.

La segunda sorpresita ha sido muy simpática. Mirad qué monería: os presento a Harald Thorgeirsson, padre de Harek Haraldsson (el protagonista de Hijos del dios tuerto), tal y como lo ha visto Julia C. Martínez. ¿A que es monísimo...? =)


No hay comentarios :

Publicar un comentario